Brasil, Estados Unidos y México alcanzaron la gloria en un domingo de fútbol dorado (+Videos)

El Globo News

Ni Maracanazo, ni 1-7. En la Copa América a la Canarinha nadie le tose en Brasil. Quedará grabado que los muchachos de Tite levantaron el noveno torneo continental, el primero desde 2007 y el quinto que se disputa en su casa. Pero nadie hablará de fútbol. Ni del de la Canarinha, ni del de Messi, más presente en los micrófonos que en el campo. En Maracaná seguirá viva la leyenda de Alcides Ghiggia, protagonista de la mítica final del Mundial 50. Soñó por un momento Perú con emular a Uruguay. Se quedó con las ganas. Eso sí, le hizo pasar las de Caín al pragmático Brasil, que con goles de Everton, Gabriel Jesus y Richarlison, dejó en nada el 1-1 transitorio de Guerrero de penalti. En la final de América, sufrió la Canarinha, rica de talento, pobre de juego, antes y después de la expulsión de Gabriel Jesus.

La gente se enganchó tarde a la Copa América. La semifinal ante Argentina atrapó a la torcida en Belo Horizonte, mientras Río de Janeiro miraba de refilón al máximo torneo continental. Este domingo algo cambió. Como cada mañana, la Cidade Maravilhosa despertó futbolera. Esta vez, el interés se lo llevaba la Canarinha, muchas veces olvidada en Río, más pendiente de su hijo mimado, el Flamengo, que de papá Brasil. Perú no amenazaba con otro Maracanazo y no había miedo de salir a la calle con la camiseta blanca, aquella que fue borrada de la memoria brasileña tras el histórico gol de Ghiggia, ahora recuperada después de que la ultraderecha se apropiara de la verdeamarela. En Maracaná, sin embargo, se vistió del tradicional amarillo, seguramente por el elevado precio de las entradas y porque la selección le importa más al establishment que a la clase obrera.

La vestimenta fue la tradicional, sí; pero el juego de Brasil continúa siendo el moderno. Un equipo sin más figura que su portero y con su máxima estrella, Neymar, en la tribuna, de nuevo alejado del campo por culpa de una lesión. No hay manera de que Neymar se adueñe de un equipo (invisible en el PSG), tampoco de su selección, sin noticias de su fútbol cada vez que la Canarinha lo necesita. Ausente el delantero del PSG, Brasil emergió como un equipo esencialmente sólido. Juega un rato, aburre otro poco, jamás se regala en defensa. Si no que se lo pregunten a Alisson, que acumuló 727 minutos sin recibir un gol hasta que Paolo Guerrero, de penalti, le robó la imbatibilidad.

Como si quisiera contradecir a Messi —“está todo armado para que gane Brasil”, dijo el 10—, el árbitro chileno Vargas entendió como penalti una mano de Thiago Silva tras un centro de Cueva. El VAR le pidió al colegiado que revisase la jugada, pero no había manera de hacerlo cambiar de opinión. Guerrero marcó y Maracaná se estremeció. El gol del peruano anulaba el tanto de Everton, de nuevo presente en el marcador, tras una gran jugada de Gabriel Jesús que sacó a bailar a Trauco en la banda derecha. De nuevo sufría Brasil. Ya lo había hecho en el amanecer del duelo cuando Perú salió dispuesto a no llevarse un saco de goles, como lo había hecho en el partido del grupo (5-0).

Si Everton, ese futbolista con regate de calle que se adueñó de la banda de Neymar, fue la sorpresa de la Copa, Gabriel Jesus fue la rueda de auxilio, presente cada vez que Brasil lo necesitaba, como contra Argentina y en la final de Maracaná. Pero al delantero lo traicionó el ímpetu. Fue a pelear un balón alto con fiereza cuando ya tenía una amarilla y se fue los vestuarios.

Si por entonces Brasil ya estaba presa de los nervios, arrinconada por una selección peruana sin más argumentos que el sueño de la hazaña, después de la expulsión de Gabriel Jesus la Canarinha se desdibujó. Un zapatazo fortísimo de Edison Flores puso en alerta al equipo de Tite, que necesitó hacer tiempo y se consoló con los códigos de compensación del árbitro, muy riguroso para interpretar como penalti un choque de Zambrano a Everton. Richarlison puso el 3-1 y, por fin, respiró Brasil, ahogada en los fantasmas de una posible remontada, sin respuestas con la pelota. Ganó la Copa América, una vez más levantó el trofeo continental en su casa. No estuvo Neymar, tampoco el jogo bonito.

 

Estados Unidos ratificó su hegemonía en fútbol femenino

Estados Unidos agrandó su leyenda en el fútbol femenino con su cuarto título en ocho ediciones del Mundial. Las norteamericanas, con goles en el segundo tiempo de Megan Rapinoe de penal y de Rose Lavelle, ganaron a Holanda por 2-0. Lyon se vistió de gala con las dos aficiones más coloridas del Mundial, pero la igualdad en las tribunas no se trasladó al césped, con un equipo estadounidense netamente superior.

El primer tanto del partido llegó de penal, al transformar Megan Rapinoe (61) una falta dentro del área de Stefanie Van der Gragt a Alex Morgan. La central holandesa elevó mucho su pie izquierdo, tocando el hombro de la delantera estadounidense, por lo que la árbitra francesa Stephanie Frappart, con ayuda del VAR, señaló el castigo.

Rapinoe, que ya había marcado dos tantos de penal en octavos contra España (2-1), sumó su sexta diana, con lo que empató en el primer puesto de la tabla de goleadoras con su compatriota Morgan, ambas también con tres asistencias. El gol, aunque llegara de penal, hacía justicia a los méritos de las estadounidenses, que dominaban el encuentro y solo la buena actuación de la portera holandesa Sari Van Veenendaal hizo que se retrasara la victoria.

Tras ese tanto, a las agazapadas holandesas solo les quedaba atacar, ya que hasta ese momento solo habían apostado por los contragolpes. Y al verse obligadas a abrirse, encajaron el segundo tanto, en el minuto 69, cuando Rose Lavelle, en una jugada personal, condujo el balón por el centro, y poco después de meterse en el área, anotó su tercer gol del torneo, con un disparo cruzado.

Tras ese segundo tanto, se sucedieron las ocasiones de Estados Unidos, aunque el poco acierto de las norteamericanas y el gran partido de la portera holandesa impidieron un marcador más abultado. Estados Unidos nunca se ha apeado del podio en los ocho Mundiales disputados, con cuatro títulos (1991, 1999, 2015, 2019), un subcampeonato (2011) y tres terceros puestos (1995, 2003, 2007).

 

México de oro

Misión cumplida para el México del Tata Martino. El Tri ha derrotado 1-0 a su mayor rival en la punta norte de América, Estados Unidos, y ha ganado la Copa Oro. Lo hizo con un pletórico gol de Jonathan Dos Santos que pinchó el ímpetu de los futbolistas de las barras y estrellas que buscaban festejar, aunque fuera de manera regional, un triunfo como lo hizo la selección femenina que sí triunfo y conquistó su cuarta Copa del Mundo.

La Concacaf armó el esquema del torneo para que México y EE.UU. pudiesen llegar a la final y no se cruzaran en una ronda anterior. Eso significó un éxito de ventas del clásico de América del Norte jugado en la ciudad de Chicago con más de 62.493 boletos pagados. Y México, pese a las turbulencias encontradas en partidos contra Martinica, Costa Rica y Haití, pudo sonreír en el momento justo. Hace dos años, el Tri cayó en semifinales frente a Jamaica y el título se lo quedaron los estadounidenses.

EE.UU. asfixió a México en los primeros minutos. Christian Pulisic pisó a fondo el acelerador desde el inicio. Y eso angustió a México. En la primera jugada del futbolista del Chelsea asustó y complicó al portero mexicano Guillermo Ochoa. También lo hizo Jozy Altidore cuando entró de frente a la portería y bailó con la cadera de Héctor Moreno, quien terminó en el suelo como si fuera de un equipo juvenil, aunque el tiro del estadounidense terminó por un costado.

Pulisic alertaba a los mexicanos en los primeros 45 minutos, en la segunda parte desapareció. Sabía cómo administrar el balón. Parecía que jugaba a otro ritmo como lo patentó en una jugada en la que todo parecía que iba a tirar el centro, intentó picar el balón por encima de Ochoa y su truco no pudo funcionar. En otro momento de inestabilidad del Tri, Ochoa no pudo quedarse con un balón sinuoso que el estadounidense Paul Arriola buscó meter para el gol del partido. Entre error y error querían encontrar la llave para vencer a México.

Los mexicanos replicaron con un par de regates por parte de Rodolfo Pizarro de la izquierda que terminó con un furibundo y desviado tiro de Andrés Guardado. Jonathan Dos Santos pegó desde fuera del área, con un tiro que pasó a un lado del arco. En el ocaso de la primera parte, Rodolfo Pizarro cayó sobre su brazo izquierdo y se lesionó uno de sus codos. Tras el descanso, el mexicano regresó con un protector, pero con la batería recargada.

El capitán estadounidense, Weston McKennie chutó directo a la puerta mexicana durante un tiro de esquina, uno de los pavores del Tri, y ahí estuvo como caoba Edson Álvarez para recibir el impacto y negar un gol seguro para Estados Unidos. Los del Tata Martino empezaron a soltarse más y a superar su propia incomodidad. Eso se mostró con un Andrés Guardado que probó tres veces tiros a puerta, aunque fueron desviados.

México encontró la luz al minuto 72. Rodolfo Pizarro pasó el balón a un Raúl Jiménez en el límite del área. El delantero mexicano, generoso y pícaro, cedió el balón con el talón a un Jonathan Dos Santos que esperó el balón para colgar el balón en la red de la portería para un gol del recuerdo, necesario para una final. Con el gol en el bolsillo, los mexicanos dosificaron el combustible. No cedieron ante la presión y ansiedad de EE.UU. Martino lanzó a dos mediocampistas para blindar la médula de su equipo y la amenaza desapareció.

La versión de México compuesta por Tata Martino prescindió, de manera obligada, de sus grandes figuras mediáticas como Javier “Chicharito” Hernández, Hirving Lozano, Carlos Vela y Héctor Herrera. Y con un equipo repleto de juveniles, el argentino celebra su primer título como entrenador de una selección, la octava Copa Oro para el Tri. Fuentes: El País de España y Diario Depor / Foto: Cortesía

 

 

 

 

Sígueme:

El Globo News

Portal de noticias cristianas de Florida, Actualidad, Internacionales, Arte y Entretenimiento, Deportes, Eventos.
El Globo News
Sígueme:

Comments

comments

El Globo News

Portal de noticias cristianas de Florida, Actualidad, Internacionales, Arte y Entretenimiento, Deportes, Eventos.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *